mesofacial

Dentro del rejuvenecimiento facial, además del botox y del acido hialurónico, también es muy efectiva la mesoterapia facial con vitaminas. Es una técnica inofensiva, rápida y muy fácil de ejecutar por parte del médico.

La mesoterapia facial con vitaminas se trata de microinyecciones muy superficiales en la piel en las áreas más afectadas por el envejecimiento: cara, cuello y escote. La composición de los productos inyectados es vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidantes, moléculas con gran capacidad de hidratación y potenciadores de la reparación del daño celular ocasionado por agentes externos como el sol, viento, contaminación ,tabaco….Son sustancias que combaten la pérdida de agua y otros elementos de las células al hidratar por sí mismas y estimular el ciclo celular. De este modo se consigue de forma eficaz devolver el brillo y la frescura a la piel.

El primer paso de la técnica de la mesoterapia facial con vitaminas es valorar la calidad de la piel de la paciente, después se procede a realizar una limpieza profunda de la piel. Podemos aplicar una pomada anestésica o frío local en la zona y después se procede a la microinyección de las sustancias. La paciente puede incorporarse a su vida normal inmediatamente después.

Entre las ventajas de la mesoterapia facial con vitaminas el rostro se nota descansado y rejuvenecido, la piel se reestructura y reafirma recuperando su densidad, la cara va adquiriendo luminosidad y uniformidad y después de la primera sesión la piel se muestra muy hidratada. El número de sesiones necesarias lo determinará el médico, siendo lo normar de tres a cinco con una periodicidad de quince a veinte días.

Tras la sesión puede aparecer algún hematoma o un enrojecimiento que no tardan en desaparecer. No se debe exponer al sol tras la sesión y es necesario utilizar protección solar.